Almach Systems Desarrollo de Software Eficiente
Nosotros Almach B Qué No Hacemos Almach B La Web Almach B Contacto
Nosotros Almach B
Almach B Qué No Hacemos
La Web Almach B
Almach B Contacto

Las compañías más valiosas de nuestro tiempo se caracterizan por contar con personas muy competentes y por desarrollar su propio Software

Almach B Cuatro Cuestiones a Tener en Cuenta por las Empresas del Siglo XXI Almach B
Almach AB Web Assembly 1.0 Almach AB
27 de Diciembre de 2019
Web Assembly 1.0 La revolución de los microprocesadores a mediados de los años 70 del pasado siglo hizo posible el desarrollo de computadores mucho más sencillos, baratos y compactos. Por fin era posible que (casi) cualquiera tuviera un computador en su casa o en la mesa de su oficina. Y esto era importante porque uno podía poner y quitar software del computador a su antojo, sin depender de nadie, como sucedía en los grandes sistemas de tiempo compartido (algo lógico, por otra parte). La relación hombre-máquina se volvió mucho más privada y mucho más rica.

Las empresas se apuntaron rápidamente a este abaratamiento de costes y los ordenadores personales habían aparecido como setas en todas las empresas del planeta hacia el final de los años 80 del pasado siglo. Todo esto era muy interesante, pero esa privacidad hombre-máquina, tan deseada por técnicos, científicos y aficionados a la tecnología, resultó ser un problema organizativo serio en las empresas. Para tratar de controlarlo aparecieron las primeras redes y los primeros servidores en red, con la idea de que hubiera políticas comunes a la hora de trabajar en las empresas.

Al principio, Internet era sólo una red para distribución de información, no era una plataforma para alojar y explotar software. Pero eso cambió a principios del siglo XXI, los primeros CGI y el incipiente JavaScript convirtieron de golpe a la Web en una plataforma para poder crear aplicaciones, las primeras aplicaciones web. Naturalmente, todo esto ha ido a mucho más. Hoy en día el software está desapareciendo a toda velocidad de las inmediaciones de las personas y todo termina alojado en la Nube. Esta forma de funcionar tiene muchas ventajas en algunas situaciones pero no es deseable que esto termine siendo la única posibilidad de trabajar con un computador.

El caso es que JavaScript no se diseñó para semejante reto, las aplicaciones web modernas son tremendamente lentas (para la potencia brutal que tienen los computadores actuales) y la versión o ganadería de nuestro navegador a veces condiciona el que cierta aplicación pueda funcionar o no. En el mundo de los teléfonos móviles todo esto se solucionó creando las famosas APP, que no es más que software nativo para el computador en cuestión (en este caso un teléfono). Pero este invento no funciona para los ordenadores convencionales, hay demasiada diversidad y las implicaciones de seguridad son significativas (algo que no es una prioridad para los usuarios de teléfonos móviles).

En esta situación, se acaba de publicar la versión inicial de un nuevo estándar para la Web, el Web Assembly 1.0, que viene a ser una especie de máquina virtual unificada que permite enviar al computador del usuario código ejecutable que va a funcionar a una velocidad muy cercana a la de un ejecutable nativo. La idea que está detrás de este nuevo desarrollo tiene que ver con una enorme mejora en la capacidad de proceso, evitando la lentitud del JavaScript, y de paso evitar que nadie curiosee el código tal y como es posible hacer con JavaScript. Parece un buen invento para montar potentes campañas de marketing, que es en lo que se ha convertido Internet últimamente, una gigantesca plataforma de marketing.

Al final, nos encontramos con que cada vez más se va perdiendo aquella libertad conquistada en los años 70 del pasado siglo. La gente cada vez tiene menos control sobre el software que necesita y depende cada vez más de grandes infraestructuras de pago por uso. Más o menos lo que había en los años 60 del pasado siglo con los grandes computadores de tiempo compartido, triste resultado para 50 años de supuesta innovación.

De momento, las aplicaciones más exitosas para Web Assembly no parecen muy edificantes. Mala cosa es que, desde el mismo comienzo de una tecnología, esta ya resulte más valiosa para los malos que para los buenos.

En Almach Systems no tenemos planes para usar esta nueva tecnología en ningún desarrollo, no nos dedicamos al marketing y hay otras formas de hacer aplicaciones serias para mejorar la eficiencia y productividad de las empresas. Es más, hemos desactivado el soporte WASM en nuestros navegadores ... por si acaso.
Andromeda
Almach AB Calendario 2020 Almach AB
4 de Diciembre de 2019
Eclipse de Luna El año 2019 se va terminando. En Almach Systems nos estamos preparando para el nuevo año 2020 y hemos impreso unos calendarios divertidos que estamos regalando a nuestros clientes y amigos. Se trata de unos calendarios con motivos astronómicos, incorporan dos interesantes imágenes de la Luna.

Creemos que se trata de unas imágenes bonitas, han sido tomadas por nosotros mismos y las queremos compartir con todo el mundo.

Vuelo a la Luna La imagen que ilustra el primer semestre del año corresponde al eclipse total de Luna de Enero de 2019. La Luna aparece justo saliendo de la fase penumbral y unos segundos antes de entrar en la fase de eclipse total. Se tomó desde Benaguasil usando una cámara reflex y un telescopio reflector de 8 pulgadas. Descargar Imagen.

La segunda imagen fue tomada en el Verano de 2018 y corresponde a un atardecer con Luna creciente. A medida que la Tierra gira y la Luna se mueve en el cielo hacia el Oeste, es fácil que atraviese una ruta aérea bastante transitada y con un poco de paciencia se la puede fotografiar con una aeronave pasando por delante de ella. Se tomó desde Bétera usando una cámara reflex y un teleobjetivo de 200mm. Descargar Imagen.
Andromeda
Almach AB Internet y los Jardines Vallados Almach AB
21 de Noviembre de 2019
Mozilla Firefox No es muy aventurado decir que, desde sus comienzos, la principal característica de la WWW ha sido la libertad. Inmensa libertad y facilidad para publicar toda clase de información y para crear una compleja malla de enlaces que permite a la gente saltar de un sitio a otro fácilmente para obtener la información que busca.

Esta idea de libertad es clara en las especificaciones de los protocolos HTTP y desde luego en HTML, que son las especificaciones que hicieron posible la WWW y que hoy en día siguen sosteniéndola. Unas especificaciones sencillas para todos, sin ataduras a ningún fabricante, sin patentes ni licencias. Basta con respetar mínimamente las especificaciones. Cualquier puede crear un sitio en la WWW o incluso un navegador para que otros lo usen. Y ciertamente así ha sucedido y el resultado es el enorme éxito de la WWW.

Pero la Historia nos enseña que la libertad suele ser efímera.

Algo de esto está sucediendo en la WWW. En una entrevista reciente Mitchell Baker, Presidenta de la Fundación Mozilla y Directora Ejecutiva de la Corporación Mozilla (creadores del magnífico navegador Firefox), se lamenta del creciente número de amenazas a la concepción abierta de la WWW que se están materializando.

La WWW no fue concebida como una plataforma comercial. Pero eso es en lo que se ha transformado hoy en día. El 99% del contenido de la WWW actual tiene algún tipo de interés comercial o está soportado por publicidad. Todo esto está gestionado por un puñado de grandes empresas como Google, Facebook o similares. No se trata de empresas tecnológicas como mucha gente piensa, sino de empresas que inventan lo que haga falta para conectar a consumidores con empresas comerciales.

Estas empresas aspiran a poder controlar todo el proceso de comunicación para poder exprimir lo máximo posible el rendimiento que obtienen en este negocio. Hay muchas formas de forzar este control. Una de ellas es modificando las especificaciones de HTTP o HTML para dejar al resto fuera de juego. Esto ya lo intentó Microsoft hace tiempo, pero la llegada de los dispositivos móviles frustró todo esto.

Como advierte Mitchell Baker, ahora es Google la que quiere, mediante su navegador Chrome, modificar las reglas de juego para crear lo que ha venido en llamarse Jardines Vallados. Se trata de encerrar al usuario en tu ecosistema de aplicaciones y servicios para que ya no salga nunca de ahí. Facebook y Apple también apuntan a este tipo de funcionamiento.

En una WWW abierta, cualquiera debería poder usar cualquier navegador para conectarse a cualquier sitio. Eso ya no es posible, hay sitios que sólo funcionan con determinados navegadores. Llegará un momento en que la idea original de la WWW desaparecerá y sólo habrá un puñado de aplicaciones (con protocolos y especificaciones muy cambiados respecto de HTTP y HTML) que sean los aprobados para funcionar.

Se trata de un negocio redondo para todas estas empresas monstruo. Pero es una noticia muy mala para el resto de empresas que, una vez desaparecida la libertad de la WWW, no podrán tener acceso tan sencillo a una audiencia enorme: la gente vivirá encerrada en los Jardines Vallados.
Andromeda
Almach AB Nuevo Sitio Web objetoscelestes.site Almach AB
12 de Noviembre de 2019
objetoscelestes.site Hemos tenido la oportunidad de echar una mano a unos amigos con la promoción de un libro que han escrito, un libro muy interesante sobre observación de objetos celestes con prismáticos. Hemos creado un sitio web entero desde cero para promocionar el libro. Nos hemos ocupado de todo, desde conseguir el dominio hasta las imágenes y el diseño del sitio. El resultado es un nuevo sitio web muy sencillo: objetoscelestes.site.

El sitio web ha gustado y tiene una apariencia elegante y moderna dentro de su sencillez. Pero lo más interesante no es lo que se ve.

Se trata de un sitio web hecho con HTML/CSS puro. No usa ningún lenguaje de scripting, ni siquiera JavaScript. Está hecho a la antigua usanza, pero con estándares modernos (HTML5). Hay varios motivos para hacerlo así:

1. El sitio web no tiene ninguna dependencia externa, seguirá funcionando por muchos años mientras sigamos renovando el dominio. No dejará de funcionar el día que alguien decida que es hora de rehacer o de cerrar algo de lo que depende el sitio web.

2. Tampoco depende de ningún software millonario (en líneas de código) para su funcionamiento, como pueden ser los sistemas de gestión de contenidos al uso. Estos inventos tienen un tamaño tan descomunal que están plagados de defectos y de problemas de seguridad por lo que hay actualizaciones casi diarias para ellos. ¿ Por qué diablos tenemos que quedar esclavizados a andar actualizando constantemente una cosa que funciona perfectamente y que ya hemos terminado ? ... ¿ quien va a pagar ese trabajo ? ... ¿ quien va a pagar la reconstrucción del sitio cuando sea vandalizado por acumular demasiados agujeros sin tapar ?

3. Nuestro objetivo al hacer un sitio web es ofrecer un servicio y no dedicarnos a espiar a los posibles visitantes. Cosa que sucede con total seguridad si uno usa los típicos componentes reusables de todos conocidos y que parece que es delito no usarlos, no vaya a ser que los expertos de turno vayan a dejar de ingresar una pasta porque a alguien le da por intentar mantener su libertad y privacidad.

4. A pesar de estar hecho con HTML puro, el sitio se adapta perfectamente a pantallas entre 360 y 1600 pixels de ancho (el 95% del mercado entre teléfonos, tabletas y ordenadores portátiles o de sobremesa). Es lo que se conoce en el argot como un sitio web responsive.

5. La normativa actual sobre protección de datos es muy estricta y el trabajo extra para cumplir con ella es directamente proporcional a la cantidad de componentes reusables y otras dependencias externas que uno incluya en un sitio web. Resultado: pocos cumplen la normativa. Nosotros sí lo hacemos, sin trabajo extra, es tan fácil como no incluir basura reusable de terceros.

6. Podría ser que hubiera costado algo menos de tiempo hacerlo con un gestor de contenidos, o igual hubiera costado más. Nos ha costado menos de 3 días, incluyendo dominio, DNS, hosting, diseño, imágenes, recopilación de datos, HTML, CSS, certificado SSL ... seguro que a alguien le parece una eternidad. Pero, a cambio, el código HTML está comentado, es fácil que cualquiera (que sepa) pueda cogerlo y modificarlo, no va a dar problemas en muchos años.

7. El secreto para aparecer en buscadores consiste en ... pagar por ello, que de eso viven los buscadores. También se termina apareciendo al cabo de suficiente tiempo, por antigüedad. El usar unas u otras herramientas apenas tiene impacto. Los buscadores son empresas que buscan ganar dinero, no son organizaciones esotéricas ni religiosas. Los magos del posicionamiento ... son como el resto de magos.

En Almach Systems no nos gusta engañar a nuestros clientes o a nuestros amigos. Los gestores de contenidos son buena cosa para algunos proyectos, pero para la mayoría no lo son, a no ser que uno tenga conocimientos técnicos muy limitados. Dicen que a un martillo todo le parecen clavos, las empresas que se pongan en manos de estos martillos ya saben lo que les espera en el medio o incluso en el corto plazo.

El valor de un proyecto debe evaluarse en toda su vida útil. A nosotros, no nos sirve desarrollar algo muy deprisa que vaya a tener luego una vida muy complicada, llena de trabajo extra que alguien tiene que asumir y que no se ha previsto, los famosos costes ocultos.

Deseamos mucho éxito a nuestros amigos con su libro.
Andromeda
Almach AB Internet Cumple Medio Siglo Almach AB
31 de Octubre de 2019
50 años de Internet El 29 de Octubre de 1969, un estudiante de la Universidad de California en Los Ángeles consiguió conectar dos computadores que distaban cientos de Kilómetros y pudo hacer login de forma remota desde uno de ellos en el otro. Se trató de la primera conexión de la recién creada red ARPANET. Dos décadas después, esta red se convirtió en lo que hoy conocemos como Internet.

Este hecho histórico se desarrolló en una estancia de la Universidad que hoy es una especie de museo.

La motivación original de Interner era el poder usar de una forma eficiente varios computadores remotos sin necesidad de tener terminales físicos (y líneas de comunicaciones) dedicados para cada uno de ellos. En aquella época, había una diversidad significativa de tipos de computadores, con arquitecturas muy distintas. Las universidades solían tener acceso a muchas de estas máquinas, pero la única posibilidad de hacerlo era via terminales (usualmente teletipos) conectados al computador mediante líneas dedicadas de comunicaciones serie. No resultaba sencillo ni barato gestionar todos estos accesos a computadores remotos.

Una conexión entre computadores con un protocolo único podría solucionar estos problemas, sólo sería necesario tener acceso físico (terminal+línea) a un computador y desde ese ya sería posible acceder al resto. Además, esa conexión debía funcionar usando paquetes de datos para hacerla robusta. La idea de una red de comunicaciones nacional basada en paquetes era muy seductora para el ejército porque temían que un ataque nuclear a gran escala destruyera enlaces esenciales de la red conmutada ordinaria, dejándola inservible. Por ello, buena parte de la financiación original de Internet salió de la Agencia para Proyectos Avanzados de la Defensa (ARPA).

Naturalmente, la Internet que conocemos hoy en día es mucho más complicada que lo que se puso en marcha hace 50 años, aunque los conceptos básicos no han cambiado: protocolos fijos y redes orientadas a paquetes.

La Internet original evolucionó muy deprisa en los 20 primeros años, pero hace unos 30 años ya quedaron sentadas las bases de lo que tenemos hoy. A parte de haber crecido mucho, la estructura de la red no ha cambiado mucho en las últimas tres décadas. Seguimos usando el protocolo IPv4 a pesar de estar disponible el protocolo IPv6 desde hace más de 20 años (es mucho más complicado). El protolo de resolución de nombres (DNS) tampoco ha cambiado apenas.

El diseño de la Internet actual data de los años 80 del pasado siglo, pero ha funcionado a la perfección y ha permitido a la red crecer mucho más de lo que nadie hubiera imaginado entonces. Cuando algo está bien hecho es normal que aguante perfectamente el paso del tiempo. Mucha gente piensa que Internet es algo moderno, pero probáblemente ya existía antes de que ellos nacieran. Las cosas nuevas no siempre terminan funcionando bien y puede ocurrir que sea necesario rehacerlas una y otra vez. No ha sido el caso de Internet. Lo moderno es lo que funciona bien, aunque tenga 50 años.
Andromeda
Almach AB El Castillo de Naipes de JavaScript Almach AB
17 de Octubre de 2019
JS: castillo de naipes Una de las cosas que no nos gustan en Almach Systems es la tendencia que tienen muchos desarrolladores de software a buscar la forma más rápida posible de hacer algo sin pensar lo más mínimo en que, a lo mejor, ese desarrollo va a tener que funcionar muchos años y que cada incidencia que tenga puede costar dinero a la empresa que termina usando ese desarrollo. Un ejemplo claro de esto es el desarrollo de aplicaciones web enteras usando el lenguaje JavaScript. Las ventajas son evidentes, es un lenguaje muy sencillo de aprender y se puede reusar código en la parte cliente (navegador) y en la parte servidora. Este lenguaje nunca se diseñó para esto y tiene lagunas muy serias. Pero la capacidad humana de poner parches para que las cosas funcionen no tiene límite y poco a poco se ha ido creando un tinglado gigantesco de liberías y otras utilidades que permiten usar JavaScript para lo que nunca fue diseñado. Algunas de estas librerías sólo tienen un puñado de líneas de código y, en conjunto, todo el invento depende de miles de desarrolladores más o menos anónimos que hacen y deshacen sin demasiados miramientos.

Existe un software denominado NPM que permite poner cierto orden en este universo de muchos miles de librerías JavaScript. El problema que resuelve este software tiene que ver con que existe un árbol de dependencias descomunal entre todo este mundo de librerías. Para hacer la cosa más tonta, es fácil que necesitemos instalar docenas de librerías que nadie tiene tiempo para pararse a pensar si de verdad hacen falta o no. Una aplicación de cierta envergadura es fácil que termine dependiendo de cientos o miles de librerías que, a su vez, dependen típicamente de docenas o cientos de desarroladores anónimos. Ya ha sucedido que alguno de estos desarrolladores decide terminar su proyecto y se lleva por delante la dependencia con cientos de otras librerías y deja en el limbo a gente que estaba confiando en este ecosistema para desarrollar sus aplicaciones.

Pero hay más, resulta que unos investigadores de una universidad alemana han publicado una investigación en la que han analizado toda esta maraña de interdependencias que gestiona NPM y han descubierto que una parte significativa de todas las librerías depende de una forma u otra de un puñado de paquetes y de desarrolladores. En este caso se han fijado en el problema de seguridad, porque explican que una inyección de código malicioso en unas pocas de estas librerías tendría efectos devastadores para todo el ecosistema. De alguna manera, todo esto es como un castillo de naipes y sorprende que muchas empresas confíen sus operaciones, a menudo jugándose mucho dinero, a este tipo de inventos, todo por ahorrarse un poco de dinero.
Andromeda
Almach AB 50 Años de UNIX Almach AB
10 de Octubre de 2019
UNIX En el Verano de 1969 sucedieron muchas cosas en el mundo, entre ellas la llegada del hombre a la Luna, además de otros acontecimientos políticos de trascendencia. De lo que casi nadie se enteró entonces era que un empleado de los Labotarios Bell llamado Ken Thompson tenían bastante tiempo libre y se dedicó a escribir uno de los primeros videojuegos de la historia, que llamó Space Travel. Lo que no tenía era ningún computador dedicado para su videojuego (eran muy caros entonces), pero encontró un viejo PDP-7 que nadie quería y se dedicó a adaptar su videojuego para esta máquina. El videojuego se había escrito para el sistema operativo Multics, que era un proyecto mastodóntico de los Laboratorios Bell dirigido a crear grandes sistemas de información. El viejo PDP-7 no tenía mucha capacidad y Thompson se vio obligado a escribir un pequeño sistema operativo que le permitiera adaptar su videojuego. Thompson había trabajado en Multics y conocía alguno de los revolucionarios conceptos que se implementaron en él, así que usó algunas de esas ideas para su sistema operativo, lo que le facilitó adaptar su videojuego. Ese minúsculo sistema operativo terminó siendo la semilla de UNIX, gran heredero de Multics, un sistema operativo revolucionario pero de poco éxito comercial.

Medio siglo después, docenas de descendientes director, híbridos y copias de UNIX gobiernan la mayor parte de los computadores del planeta, desde SoC (sistemas en un sólo chip), pasando por teléfonos móviles, ordenadores personales, routers, servidores ... hasta los más potentes superordenadores.

La filosofía básica de UNIX consiste en disponer de numerosos componentes sencillos de software que sólo pueden hacer un tipo de tarea, pero que la hacen extremadamente bien. Estos componentes se agrupan mediante mecanismos bien definidos de comunicación y el resultado es UNIX, una herramienta flexible y potente que cumple ahora 50 años, más moderna y capaz que nunca. En Almach Systems estamos completamente convencidos de la filosofía UNIX y nuestros servidores suelen funcionar con FreeBSD, un moderno descendiente directo de las primeras versiones de UNIX.
Andromeda
Almach AB Un Nuevo Sitio Web Almach AB
2 de Octubre de 2019
WWW El primer sitio Web de la historia data de 1991, desde entonces su número no ha parado de crecer de forma casi exponencial. No se sabe muy bien cuantos sitios Web activos existen en la actualidad, se trata de una magnitud que cambia muy deprisa, podría estar cerca de 200 millones. Respecto a dominios registrados, existen muchos más y su número aumentó mucho hace un par de años con la disponibilidad de una cantidad enorme de nuevos dominios de primer nivel (TLD). El número de dominios registrado debe andar cerca de los 2 mil millones, la mayoría de los cuales se encuentran reservados, sin uso real. El caso es que, en los dos últimos años, el crecimiento de la Web está estancado, no hay más dominios y no parece que hoy la WWW sea más grande que hace dos años.

Nosotros acabamos de contribuir a que la WWW sea un poquito más grande publicando nuestro modesto sitio Web. Es un proyecto poco ambicioso, no compartimos la idea de exhuberancia agresiva que tiene la WWW actual. Nosotros no vendemos nada y no hacemos publicidad de nadie. Pero sí que nos gusta que se sepa que aquí estamos, trabajando, con unas ideas claras sobre cómo nos gusta trabajar, ideas que no son originales nuestras. También, por eso, hemos habilitado este pequeño espacio para reivindicar esas ideas y dar a conocer cómo nos gustra trabajar.
Almach Systems Nosotros Powered by FreeBSD
Qué No Hacemos
La Web
Contacto
Política de protección de datos
2019 Almach Systems - Todos los derechos reservados
Nosotros Powered by FreeBSD
Qué No Hacemos
La Web
Contacto
Política de protección de datos
2019 Almach Systems - Todos los derechos reservados

Almach Systems